viernes, 27 de abril de 2012

Let it be (1970) - The Beatles


Puntuación: 8

Mejor tema: Let it be

Tracklist
01. Two of us
02. Dig a pony
03. Across the universe
04. I me mine
05. Dig it
06. Let it be
07. Maggie mae
08. I've got a feeling
09. One after 909
10. The long and winding road
11. For you blue
12. Get back


Luego del White Album, los Beatles ya no se soportaban. Lennon ya no soportaba a Paul, la japonesa comenzaba a inmiscuirse en todos los temas de la banda, los otros 3 Beatles no soportaban esto y la echaban de los ensayos, John ponía el grito en el cielo, en fin, un caos. Entre todo esto, Paul todavía creía que los Beatles tenían más para dar. 
Si nos fijamos en éste álbum, casi todas las canciones son rock directo, crudo, rock and roll bien simple y con arreglos desprolijos. Esto era un desesperado intento de Paul por recomponer la relación con sus compañeros, un manotazo de ahogado que buscaba encender la nostalgia en sus ex-amigos tocando temas del estilo que tocaban cuando se hicieron famosos. Pero luego los Beatlesse hartaron, culminaron todo en Abbey Road y cerraron las puertas del estudio. Su historia parecía terminada.
Pero no fue así. John retomó las cintas que habían quedado de este proyecto y, contratando al productor Phil Spector, se puso a trabajar para sacar un nuevo disco. Los otros Beatles se enojaron mucho por esta actitud. Si ya la banda estaba terminada, y John era el que más la odiaba, ¿para qué hacía todo esto? Además no había explicación para la salida de George Martin y la introducción de Spector, que luego metería su famosa muralla de sonido, sus orquestas hollywoodenses y demás porquerías (especialmente Paul, quien recién se sacaría la espina al editar Let It Be...Naked). En fin, la cuestión es que el disco salió a la venta como la obra póstuma de los Beatles, el legado que habían dejado. Pero, ¿qué legado podría ser mejor que Abbey Road
El problema de este disco es su atmósfera. Los Beatles se notan muy cansados, desganados, queriendo que termine todo esto. Spector, tal vez queriendo hacer parecer que todo estaba bien, introdujo Dig It y Maggie Mae, que si bien no son nada horrible son un relleno de lo más insulso. Al contrario de mucha gente, no creo que Spector haya arruinado el disco. Es cierto que en algunos momentos se pasó y esto parece ya una comedia musical, pero sus arreglos no me molestan tanto al oído y definitivamente no bastan para arruinar las canciones que tenemos aquí. La cuestión es que éste álbum es débil para lo que venían haciendo los Beatles, y todavía no entiendo la movida de John. ¿No estaba harto de la banda? 
En fin, este disco no agrega mucho al catálogo de los Beatles y su atmósfera gris y triste no ayuda tampoco, además de que su consistencia no es muy buena: el primer lado es un clásico tras otro pero el segundo tiene demasiado relleno.
Ahora, tampoco es una basura ni mucho menos. Tiene unos rocks bastante pesados por ahí, y sobre todo tiene un par de clásicos inolvidables, de esos que conocen todos. El problema es el relleno y su atmósfera, pero dentro de todo son los mismos Beatles que conocemos, sólo que más rockeros y más simples.
Este disco empieza con Two Of Us, una cálida balada acústica con una hermosa guitarra acústica y una buena melodía. 
El primer highlight llega con Dig A Pony, un fenomenal blues cantado por John que cuenta con un riff mastodóntico y atípico que suena brillantemente pesado. Across The Universe es el primer himno del disco. Su atmósfera espiritual y cósmica está brillantemente lograda, el eco de la guitarra, si bien en algunos momentos se torna excesivo, le da un tinte universal y la magnífica melodía es sencillamente gloriosa. Su letra es de las mejores de John, hablando de que "nada podrá cambiar su mundo". 
Un demoledor órgano acompañado de un furibundo riff abren I Me Mine, un rock épico de George, con una letra increíblemente egocentrista y un estribillo pegador. 
Dig It es una improvisación de blues realmente intrascendente y repetitiva que antecede al clásico de clásicos, Let It Be. Obviamente es la mejor del disco. Su introducción de piano es un momento histórico en la historia del rock: mostráselo a cualquier persona y te aseguro que le va a gustar. La melodía es triste y hermosa, la letra es una belleza, hablando de que hay que hacerle caso a los consejos de "Mother Mary" y simplemente dejar correr los problemas, dejarlos ser. También puede aplicarse a la misma carrera de los Beatles: hay que dejarlo correr, ya no podemos hacer más nada. Pero el momento más brillante de la canción es el solo: un solo tan emotivo, tan maravilloso, tan lloroso, tan increíblemente bello, que no puedo no ponerme a llorar. 
Para dejar de llorar llega Maggie Mae, un estúpido aunque divertido cover de una balada rápida tradicional. 
El lado B empieza muy bien con I've Got A Feeling, combinando una genial melodía pop con un estribillo realmente rockero. 
A partir de aquí, el disco se empieza a quedar sin nafta. One After 909 es un divertido aunque irrelevante rock and roll sacado de los días de Please Please Me. Inmediatamente después viene el tema más polémico del disco. Aquí Spector se pasó demasiado, agregándole cuerdas hollywoodenses y coros pomposos a la excelsa balada The Long And Winding Road. Sin embargo, no sé si será por acostumbramiento o por qué, la canción nunca dejó de gustarme. Y la verdad es que con esa melodía y esa melancolía que transmite, sería imposible.
l álbum debería haber terminado acá. For You Blue es un rock and roll de George con divertidos arreglos de guitarra, pero es tan pedestre y tan irrelevante que sólo me provoca bostezos. 
El disco concluye con Get Back. Es algo mejor que el tema anterior, aunque tampoco destaca mucho, pero igualmente es un buen rock and roll con algunas reminiscencias country. 
En fin, un disco muy irregular que se gana un 8- por la gran calidad de sus mejores canciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si van a comentar, recuerden ser respetuosos. Nadie los insulto, así que pido por favor que tampoco lo hagan ustedes.